5 noviembre 2019

La panadería, uno de los sectores fuertes para Galicia

‘Galicia calidade’ es mucho más que un eslogan publicitario. Además de las materias primas que podemos encontrar elaboradas en esta comunidad autónoma, hace dos años el Estado reconocía la importancia por su distinción y especialización de la panadería gallega. En julio de 2017, el pan gallego logró una Indicación de Origen Protegida, una mención que garantiza la calidad de todos los productos que llevan esta etiqueta.

Tal y como figura en el BOE, esta mención define el «pan gallego IGP» como el pan “producido en la comunidad autónoma de Galicia de corteza crujiente y dureza variable en función del formato, miga esponjosa y alveolado abundante e irregular, que se elabora de forma artesanal con harina de trigo blando». La corteza, la ‘harina do país’, la proporción de levadura y los fermentados son otras de las características que lo definen.

La corteza, escudo y emblema del pan gallego

Esto define muchas de las variedades que el pan gallego tiene tradicionalmente y muchas otras que se elaboran con la misma base, pero que incorporan centeno o maíz, por ejemplo. Son panes típicos y famosos los de Carral, Neda o Cea por mencionar solo tres muy característicos.

Fijándonos en este último, el pan de Cea, podemos observar una de las características que definen al pan gallego. Esta debe ser crujiente y más o menos gruesa, además de que su color suele ser más tostado que el de otros panes como la bagguete o el candeal. Una característica que aporta protección a la miga, encaje en la humedad de esta parte de la península y transfiere a la comida un sabor más destacado que otros panes.

Otras de sus características es el uso de la llamada ‘harina do país’ – que el IGP obliga que se use una de las dos variedades de este producto en al menos el 25% de su composición-, que no se abuse de levaduras -de ahí su miga compacta y pesada, a la vez que con alveolado abundante, y que se respeten las técnicas de fermentación -y sobre todo los tiempos- para asegurarnos sabor, textura y mayor tiempo de conservación.

¿Es el pan uno de los principales atractivos de Galicia? ¡Para nosotr@s sí!